John F. Peto

John F. Peto
Cuadro de John F. Peto (detalle)

sábado, 27 de julio de 2013

LOS HERMANOS GRIMM Y EL FLAUTISTA

Retrato de Gottfried Scharff, Leopold Stein y Gerhard Thomas,
dedicado por el autor, Ludwig Emil Grimm, a sus dos hermanos
No hay como los viajes para ilustrarse y darse cuenta de lo poco que uno sabe. Siempre que se tengan los ojos bien abiertos, por supuesto. Toda la vida suponiendo que los famosos hermanos Grimm (Jakob y Wilhelm, por más señas) lo único que habían hecho digno de mención era recopilar y editar su popularísima colección de cuentos, prestando con ello un impagable servicio a la preservación del folclore tradicional germánico (por más que muchos de los cuentos procedieran de Francia, vía los hugonotes exiliados en Alemania) y de rebote a la factoría Disney, que encontraría en ellos una cantera de inspiración inigualable. Pues resulta que, por un lado, los hermanos no fueron dos, sino tres (si contamos sólo los que adquirieron fama, pues en realidad eran más): hubo también un pintor y grabador, Ludwig Emil, quien entre otras cosas ilustró algunas de las ediciones de los Kinder- und Hausmärchen de sus hermanos. Por otro lado, Jakob y Wilhelm tienen en su haber otro motivo de fama: el ser parte integrante de "los siete de Göttingen", un grupo de profesores de dicha universidad que en 1837 llevó a cabo una protesta contra la política del rey Ernst August de Hanover. Parece que no consiguieron gran cosa, excepto ser despedidos de sus puestos y, en el caso de los Grimm, exiliarse a Prusia. Pero este acto de rebeldía puso la primera piedra de lo que se concretaría más adelante en las revoluciones burguesas de 1848. Así que los Grimm son también unos héroes civiles. Todo esto, naturalmente, lo ignoraba hasta que me topé en el centro de Hanover con una monumental estatua que representa este suceso.

 
 Ya metidos en el asunto de los cuentos populares, y aprovechando que estábamos por la zona, por qué no llegarse a la cercana Hameln (Hamelín, en castellano), la ciudad del famoso flautista o "cazador de ratas" como se le conoce por allí.

El monísimo hotelito que luce la enseña del Cazador de ratas
  
Y la estatua dedicada al flautista,
aunque nadie sabe a ciencia cierta si existió o no
  La excursión vale la pena no sólo por este motivo folclórico-literario, sino porque la ciudad es realmente bonita, una de las pocas que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial bastante intacta, y que cuenta además con una serie de bellos edificios de lo que se conoce como "Renacimiento del Weser" (Weser Renaissance), típicos del siglo XVI en esa zona.





Según dicen, los orígenes de la leyenda se remontan a 1284, cuando un personaje vestido de vivos colores se ofreció a liberar a la ciudad de la plaga de ratas que padecía. Hay que decir que Hameln se encuentra ubicada en un lugar idóneo para servir de eje comercial y por ella pasaba gran parte del grano que se producía en las fértiles llanuras del norte del país. Así, sin duda las ratas tenían con qué alimentarse. Pero, seducidas por las melodías del mágico flautista, acabaron todas precipitándose al río Weser. Que, como verán, no es precisamente un riachuelo.


La leyenda popular -de la que luego se harían eco los Grimm- continúa relatando el dramático retorno del despechado flautista, a quien no se le pagaron sus servicios, y que en venganza se llevó tras de sí a los niños del pueblo, de quienes no se volvió a saber. Una antigua inscripción en una de las casas  del lugar recoge los hechos con gran exactitud:

"En el año 1284, en el día Juan y Pablo el 26 de junio
-un flautista vestido de todos los colores se llevó a 130 niños nacidos en Hameln -
se perdieron en el Calvario cerca de Koppen."

Por supuesto, hay todo tipo de explicaciones, con un grado bastante variable de verosimilitud que buscan ligar esta leyenda a un hecho histórico. Lo único cierto, sin embargo, es que el flautista y sus ratas han conseguido que la pequeña Hamelín sea conocida en todo el mundo. Y que en sus calles uno se tope con ratas en los lugares más insospechados.


 

9 comentarios:

  1. Todo lo que tenga que ver con los Grimm me fascina. Pero no sólo se dedicaron a recoger cuentos y rebelarse contra el Rey. Te gustará saber que, en lingüística,se les conoce sobre todo por la Ley de Grimm, una de las más importantes en el estudio de las lenguas indoeuropeas. Fue Jacob el que la formuló, si bien no fue el primero en descubrir el fenómeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tu aportación acerca de la Ley de Grimm. Estos hermanos son una mina. Tendré que añadirlos a mi larguísima lista de personajes que tengo que investigar a fondo.

      Eliminar
  2. Buenos días Elena:
    Siempre me ha dado miedo este cuento, incluso me provocaba pesadillas. La plaga de las ratas, de por sí, era terrible pero el flautista me resultaba aterrador.
    Disfruta del domingo. Un abrazo: Sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Sol. Tienes mucha razón en lo que dices: una de las funciones de estas leyendas populares es precisamente canalizar los miedos que todos tenemos (a lo desconocido, al abandono, a la muerte...) a través de motivos con lo que nos podemos identificar fácilmente. Creo que a todos nos ha dado pesadillas algún cuento, ya sea este o el de Hansel y Gretel o el de Barbazul, que a mí me aterrorizaba. Al mismo tiempo, sirven de lección moral y de advertencia (no vayas con desconocidos, cumple tus compromisos...). De ahí que sean perdurables. Por eso me parece tan mal esa manía de edulcorarlos. Eso es como quitarles su razón de ser.

      Eliminar
  3. "No hay como los viajes para ilustrarse y darse cuenta de lo poco que uno sabe". Podría hacer de esta primera frase tuya mi motto. No se la de veces que se lo habré repetido a mis hijas.
    Bueno, yo ignoraba todo lo que tu ignorabas y gran parte de lo que tu sabías. Ni sabía nada del tercer Grimm ni de los Siete de Göttingen (que estatua más espectacular. Ni sabía nada de Hameln. Me encantaría vistarlo. He estado viendo imágenes del pueblo (¿¿o ciudad?) y me recuerda a otra ciudad (¿o pueblo?) alemana que me encantó: Heidelberg. De hecho la vista del río me recuerda mucho al Neckar.
    Como le ocurre al Niño Vampiro, cualquier cosa que tenga que ver con los Grimm tiene mi interés. Nunca le estaremos suficientemente agradecidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si a ti te ocurre lo mismo, Oscar, pero yo suelo regresar de los viajes no sólo habiendo aprendido algo nuevo, sino con una lista enorme de temas que han despertado mi interés y que sé que debería estudiar más. No siempre puedo hacerlo, por supuesto, pero ahí queda esa semilla de inquietud que quizás en un momento u otro consiga saciar.

      Eliminar
  4. Me ha encantado la historia de los Hermanos Grimm. en efecto: el flautista siempre me pareció terrorífico, y más alguna vez que lo ví en una ilustración (o la tele) vestido con los colores dispares del "arlequín" que ese sí que me da, siempre, mucho miedo. Y para abundar en el tema: la película (muy fantástica) "El secreto de los hermanos Grimm"
    (2005) que despertaba terrores en muchas escenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio, parece que en Alemania el tal flautista no tiene una imagen tan amenazadora: en Hamelín representan con frecuencia en la plaza del ayuntamiento la historia del flautista, con bonitas canciones (pude oír una parte de la función) y todo termina con una procesión por las calles, con los niños bailando al son de la flauta. Los niños, encantados.
      No he visto la película, pero por lo que sé de ella, en efecto recurría a las partes más oscuras del mundo de los Grimm. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  5. Me gusta mucho que hayas compartido esto con nosotros las personas debo admitir que admiro de ti que profundises las cosases de mucha ayuda hahaber encontrado esto ya que me gusta lo curioso lo que pocas personas saben y atravez de esto podemos saber mas del tema gracias por esto
    Ha sido de mucha ayuda para mi y creo que para las otras personas esto me ayudo a profundizar dudas que tenia y creonque esto no sirve solo para saber mas de los hermanos grimm sino que ayuda a los niños como en lo académico como en también en lo personal para el futuro de ellos
    Gracias elena

    ResponderEliminar