John F. Peto

John F. Peto
Cuadro de John F. Peto (detalle)

jueves, 8 de marzo de 2012

EL HOLMES DE BARCELONA: UNA HISTORIA DETECTIVESCA

Sherlock Holmes, nuestro detective favorito, continúa generando adaptaciones, secuelas, copias, pastiches y homenajes diversos 125 años después de su creación. Es también uno de los personajes de ficción que más veces han sido llevados a la pantalla, la más reciente (o quizás la penúltima, resulta difícil mantenerse al día cuando la producción es tan abundante) la original pero no obstante muy fiel al espíritu holmesiano serie de la BBC. Sin embargo, el mundo holmesiano no deja de darnos sorpresas. Recientemente, el blog El testigo ocular se hacía preguntas en torno a un presunto Sherlock Holmes barcelonés. No se trataba de que Baker Street se hubiese mudado al Paseo de Gracia, sino que había tenido noticia de unas novelas sobre este detective, bastante infames por cierto, publicadas en Barcelona. Reproduzco aquí lo que Ellery Queen, en su The Misadventures of Sherlock Holmes, dice acerca de ellas:

Hemos omitido también (esta vez sin pesar) la traducción de alguno de los numerosos pastiches de “Sherlok Ol-mes” malparidos, por así decir, en las fábricas de literatura barata de Barcelona. Fueron escritos por periodistas anónimos y difundidos a través de los países de habla hispana del mundo.

Los datos sobre tan peculiar especimen eran muy pocos, y el autor del blog, Luis Manuel Ruiz recababa informaciones al respecto. Los holmesianos no podemos -lógicamente- resistir la tentación de desvelar un misterio, y por fortuna mis pesquisas dieron algún fruto: la base de datos de la Biblioteca de Catalunya desveló la existencia de una serie de setenta y cuatro volúmenes, publicados hacia 1910 por F. Granada y C. A partir de ahí, las pesquisas de El testigo ocular le llevaron a averiguar que el origen de este Holmes editado junto al Mediterráneo era nada menos que berlinés. Un poco escrupuloso editor germano publicó, aún en vida de Conan Doyle, una larguísima serie de aventuras apócrifas de Holmes, en las que Watson se retira y el detective adquiere un nuevo ayudante, entre otras muchas barbaridades. Que la serie se mantuviese durante tan largo tiempo, a pesar de su escaso parecido con las auténticas aventuras de Sherlock, y que fuese además traducida a otros idiomas demuestra que los atentados a la propiedad intelectual vienen de lejos. Y que, ni antes ni ahora, resulta nada fácil atajarlos. También, que la popularidad de Holmes era arrasadora ya hace un siglo. Por último, last but not least, esta historia demuestra que la curiosidad es la madre del conocimiento. Pero esto ya lo sabíamos todos los curiosos.

Ya que hablamos de un Sherlock barcelonés, aprovecho para informar que, según he podido saber, para el próximo Salón del Cómic se prepara el lanzamiento de unas aventuras gráficas de este detective tituladas  Sherlock Homes, la conspiración de Barcelona, de Sergio Colomino y Jordi Palomé. Vean ustedes mismos un resumen de su argumento, que no sé si será muy holmesiano, pero sí que parece muy barcelonés.

Ilustración del cómic Sherlock Holmes, la conspiración de Barcelona



9 comentarios:

  1. Pinta excelente el comic.

    Por cierto, ¿Este Holmes "catalan" es el que está reeditando actualmente "La Biblioteca del Laberinto", que después se renombró "Harry Dickson, El Sherlock Holmes americano"? ¡Se columpió un poco Ellery Queen! Sobre todo teniendo en cuenta que los que comenzaron con la estafa fueron los alemanes.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. A veces parece que los pastiches holmesianos aparecieron antes de que Doyle publicara el primero de sus volúmenes acerca del detective. Algunos no merecen ni siquiera que se les llame infames. Llevar de paseo al detective a diversas ciudades del mundo ha sido uno de los temas repetidos hasta la extenuación, pero lo de estos editores ya supera las fronteras de la imaginación. De hecho a mi el sacar de su entorno londinense hace que automáticamente la historia pierda todo su interés, me da igual que lo lleven a Nueva York, Barcelona o Bolllullos. Con alguna historia "localizada" de Holmes me he reido (recuerdo la brasileña "O Xango de Baker Street" que publicó Siruela. Pero poco más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Soy Sergio Colomino, guionista de "Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona". Quería darte las gracias por tu breve reseña de nuestra próxima obra, que como muy bien indicas aparecerá para el próximo Salón del Cómic de Barcelona.
    Y no hay que temer que este Holmes se aleje tanto del original como en los últimos dos films: yo mismo pertenezco desde hace años a la sociedad holmesiana de Barcelona, el Círculo Holmes, y he puesto todo el cuidado en permanecer fiel a la obra de Doyle, por el cariño que siento hacia el personaje (y, a parte de "O Xango de Baker Street", yo salvaría también de la quema "Elemental querido Freud" de Nicholas Meyer o "La solución final" de Michael Chabon, como mínimo).
    Nada más: para estar al corriente de las novedades respecto al libro, y leer sobre la trayectoria de Holmes en el mundo del cómic, te recomiendo mi blog, www.comicbeeches.blogspot.com

    Saludos, y gracias

    ResponderEliminar
  4. Wolfville, yo diría que no, que las aventuras de Harry Dickson son otra cosa. Si es que émulos de Holmes hay para dar y vender...

    Oscar, estoy contigo en que Sherlock va indolublemente ligado a lo British, al menos para mí. Pero con tantas copias y pastiches, es inevitable que también a él le llegue la deslocalización.

    Sergio, gracias por tus precisiones. Me tranquiliza saber que este Holmes transportado a nuestras tierras viene con garantía de calidad. Lo que he podido ver del cómic pinta muy bien, te deseo mucho éxito. Por cierto, muy ameno lo que cuentas en tu blog, me han encantado los Muppets holmesianos.

    ResponderEliminar
  5. Me imagino que en la trama del cómic sobre Holmes y el submarino de Monturiol, también hay un guiño con la película de Billy Wilder: "La vida secreta de Sherlock Holmes".

    Les deseo también a Colomino y Palomé que les vaya bien con las ventas de este Sherlock "catalán".

    Habrá siempre adaptaciones peores o mejores, pero cualquier fanfiction parte de la base que el que lo crea lo hace desde el cariño al original, y además suele partir de un buen conocimiento de éste.

    ResponderEliminar
  6. Ahora he recordado otra localización con aires españoles. Un pastiche de Santiago Santerbás que no se si se ambientaba en España pero si que tenía como protagonista al violinista Pablo Sarasate.
    Voy a ver tu blog de Sergio. También me quedo con El libro de Meyer que refiere, pero he de reconocer que el de Chabon me desilusionó mucho, mucho...

    ResponderEliminar
  7. Hola, Elena. Es cierto que Sherlock Holmes es probablemente el personaje literario que más pastiches ha generado -algunos bastante buenos, por cierto.
    Ultimamente se ha desatado (de nuevo) la holsmanía y aunque no me molestan los pastiches me gusta que mantengan la esencia del personaje

    ResponderEliminar
  8. Bueno, compa Elena, que a un personaje se le dé tanto vuelo y movimiento (aunque no siempre con un mínimo de decencia artística, si es que esto existe...) supongo que es algo a apuntar en su haber, un mérito ostentable con todo orgullo. Ya ves, si hasta Garci se lo va a traer a Madrid (habrá que ver con qué resultados...). En cuanto a la serie de la BBC, cuya primera temporada tuve gozosa ocasión de 'devorarme' del tirón hace un par de semanas, he de ratificar que se trata de una auténtica maravilla, una muestra de que, con talento visual y narrativo, conjugar modernidad y tradición no tiene por qué ser una herejía ni un desastre (eso sí, imprescindible verla en V.O., aunque solo sea para disfrutar de esa voz majestuosa de Bennedict Cumberbatch, una experiencia tremenda...).

    Un fuerte abrazo y buen día.

    ResponderEliminar
  9. Manuel, totalmente de acuerdo: es imprescindible ver la serie de Sherlock en V.O. ¡Una gozada!

    ResponderEliminar